El comercio exterior de EEUU.  Alemania: ¿Envidia por su buen hacer o efecto de una posición dominante?

Alemania está orientada a la exportación: El valor de las exportaciones supone un 50% del PIB. 

El superávit comercial de Alemania con sus socios de la UE es 2/3 de su superávit total mundial. Lo que obtiene de sus socios europeos, es decir, el exceso de sus ventas sobre sus compras, €159.300 millones (CNBC), es el doble de lo que obtiene en todo el resto del mundo. La UE es la zona del mundo donde el libre comercio está más garantizado para sus miembros.

En 2018, el superávit alemán con sus socios europeos aumentaba un 10%. La tendencia continuará pues con la gran crisis desaparecieron muchos de sus competidores.. 

La unión monetaria se presentó como un paso en la construcción europea. Un paso muy incompleto: El Banco Central Europeo independiente… sobretodo de los periféricos; el rechazo a los “bonos europeos”; la especulación con las “primas de riesgo” y el brusco corte del crédito fueron cambiando la realidad de Europa, en comparación con lo que el público creía que se podía esperar. Un paso previo pero no se sabe cuál o cuándo será el siguiente. En realidad, en la medida que los actores principales sigan consiguiendo sus objetivos comerciales, no tienen ningún incentivo material para ir a una mayor integración. 

En la época de Angela Merkel se ha establecido en la UE lo que algunos llaman un “nuevo orden europeo” según el cual es justo que “los que se esfuerzan más reciban más”. 

Se fue produciendo un funcionamiento de la unión monetaria poco compatible con las ambiciones de los países periféricos con poco poder político ni económico. Recordemos las previsiones optimistas del Presidente Rodriguez Zapatero antes de la crisis, por ejemplo.

Desde instituciones internacionales y ya desde el gobierno de Obama y en la propia Alemania, se viene pidiendo al gobierno alemán un freno a la política de máximo superávit comercial, comprar más a sus socios europeos, realizar inversiones directas, crear crecimiento y empleo en la UE donde hoy hay 17 millones de parados.

Hasta ahora, el gobierno alemán ha respondido negativamente, argumentando, entre otras cosas, la futilidad de ese esfuerzo. Por ejemplo, las exportaciones españolas a Alemania suponen menos de un 5% del PIB español. Aunque aumentasen considerablemente, su efecto sobre el crecimiento sería insuficiente. 

Hoy mismo, 31-08-2019, el Gobernador del Banco de España ha señalado la necesidad de que los países de la UE con una posición más favorable aumenten el gasto público para ayudar a evitar la crisis, con medidas fiscales a las que el BCE no tiene acceso, ante el agotamiento de las medidas monetarias. Los tipos de interés negativos y la curva invertida niegan a los bancos la oportunidad de ser más rentables lo que les resta operatividad. 

El aumento de la disparidad que da el tamaño, la riqueza de Alemania y la pobreza de otros países de la UE, lo que algunos perciben como “cada uno para sí”, no es lo ideal para la construcción europea. Están apareciendo nuevos líderes no muy dóciles que han prometido progreso a sus pueblos. Cuando Alemania ha propuesto repartir en Europa los cientos de miles de emigrantes que ha acogido, se ha encontrado con el “no” de esos países. 

El liderazgo interno de Angela Merkel no se beneficia de tener muy en contra pesos pesados como Trump ni Putin, ni tampoco parece que su principal apoyo (CSU, Baviera) esté tranquilo con una líder que les resta popularidad por la masiva admisión de inmigrantes y que puede atraer aranceles a sus exportaciones, por ejemplo BMW. Baviera fue un reino hasta 1918 y hoy es el Land más extenso, rico y prometedor de toda Europa.

Desde un punto de vista comercial, en EEUU el superávit alemán perjudica a las exportaciones americanas a los países cuyo alto desempleo y bajo crecimiento está trabado por la austeridad fiscal exigida por Alemania, mientras sus mercados están del todo abiertos al potencial económico alemán. No hay más que ver los anuncios en TV de productos de parafarmacia o de supermercados.

Alemania, con su predominio en las instituciones y determinación de las regulaciones europeas  se beneficiaría en la UE de una zona de libre comercio de donde consigue extraer 2/3 de su superávit comercial mundial y miles de puestos de trabajo. 

No sabemos lo que decidirá Trump, quizá le han pedido un poco más de tiempo. Además, debe ocuparse primero del comercio con China tanto por las cifras como por la proyección que tiene la dinámica actual. China y otros paises en desarrollo se beneficiaron de condiciones muy favorables para su comercio exterior sin mencionar el medio ambiente, con la enorme contaminación de sus grandes ciudades. Una vez que China parece querer rivalizar directamente con EEUU por la supremacía mundial antes que desarrollar su enorme espacio interior y elevar el bajo nivel de vida de su pueblo, el riesgo de que se produjera una reacción igualmente fuerte se está materializando.

En España, la extensa corrupción en los distintos niveles de gobierno, la falta de firmeza o visión de los gobiernos no permitieron ni siquiera advertir a la Unión Europea que una tasa de paro del 25% podría poner en peligro nuestra joven democracia y la integridad del territorio. 

Así que, no hay un Plan Marshall europeo, lo que tenemos es un aumento del turismo de Europa y eso mientras dure el terrorismo yihadista.



Published by leondeadrian

Grateful4Life

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: