Ser feliz es tu estado ideal, lo natural

Cuando eres feliz es cuando tu cuerpo y tu alma están a su mejor nivel. Cuando crees que la vida no está siendo feliz para ti, envías a la Naturaleza un mensaje: “Esta forma de vida que soy yo, no vale la pena”. La Naturaleza está siempre en transformación de una forma de vida a otra. En ese mismo momento, la Naturaleza entiende que envías un mensaje claro y empieza el proceso de transición a otras formas de vida más viables. Tu envejeces, enfermas, te lesionas o algo te empieza a fallar e incluso mueres. Por eso, si sabes lo que te conviene, intentarás ser feliz en todo momento, estar contento o aceptar casi cualquier situación.

Tú en la Naturaleza. 

Tú y tus semejantes formamos parte de la Naturaleza. No somos independientes ni superiores a ella sino sólo una parte inseparable de ella. Lo que ocurre en cualquiera de sus partes tiene un efecto sobre el todo. Lo que hacemos, tiene un efecto sobre nosotros mismos también.Tu no eres un individuo aislado ni rodeado de enemigos, en un medio natural muy duro y donde es difícil sobrevivir. La Naturaleza ofrece abundancia. A pesar de las dificultades de millones de personas en el mundo, la población ha seguido creciendo de forma exponencial y aún quedan muchas zonas susceptibles de cultivo.

Tu capacidad de pensar.

Todo en tu ser es importante. La capacidad de pensar también pero tu eres mucho más. No te identifiques con tu mente pensante por completo: “Pienso, luego existo” o “Yo soy mi pensamiento con un cuerpo imperfecto añadido”. 

No te sorprendas si te digo: “No tomes tus pensamientos demasiado en serio”.

Quizá creas que “la duda metódica” es la base del avance del ser humano. En realidad, la duda es la peor situación en la que puedes encontrarte. Es mejor equivocarse y rectificar que permanecer en duda. Nada bueno se construye con la duda.

Nuestra capacidad de pensar es formidable pero los abusos conducen a errores graves. ¿Controlas tu pensamiento o tu pensamiento trata de controlar tu vida?

Y por otra parte, más que  razonar, tenemos la capacidad de racionalizar.  

Lo cierto es que, según cuentan  inventores y científicos, como Einstein, la creación, los descubrimientos nunca son el resultado de largas horas de trabajo y de pensamiento. Por el contrario, vienen de tu interior, “como si alguien te hubiera dado la idea” o por casualidad. La Lógica nos servirá luego para explicarlos o perfeccionarlos pero no para crear ni inventar nada.

Teoría y Realidad

Desde que el mundo es mundo, hemos ido desarrollando teorías y nuevos conceptos y todos han sido calificados como válidos aunque al mismo tiempo admitimos que la Realidad nunca puede encasillarse en conceptos o categorías. Como mucho, sirven para explicar algunos aspectos de la realidad. La cuestión, sin embargo, es si estos planteamientos te sirven a ti para ser feliz, para tener una vida llena de éxito.

Todas las teorías, teóricamente, pretenden explicar la realidad pero muchas no sirven para hacer que la vida sea feliz. Todas las teorías van caducando al aparecer otras nuevas, mejores o peores.

Una Teoría tiene mayor valor si, incluso cuando te equivocas al seguirla para tomar decisiones o interpretar una situación, no te perjudica. 

El esfuerzo y el Éxito

Quizá creas que nada se consigue sin esfuerzo y que es preciso tener unos planes muy concretos, unas metas muy claras, unos tiempos muy marcados y una dedicación sin límites para conseguir el triunfo. Sin embargo, esta regla falla: millones de personas se esfuerzan mucho toda la vida y no consiguen el éxito deseado o ello no les hace felices, mientras otros lo tienen todo con facilidad. Una mosca intenta una y otra vez atravesar el cristal, cuando al lado tiene una ventana abierta por donde sale otra.

Pues bien, sea lo que sea lo que tu crees, ésa será tu realidad. La Psicología admite que nuestra actitud, nuestro estado de ánimo elige, percibe e interpreta los aspectos de la realidad que son conformes. Nuestras acciones y decisiones tienen su origen en “nuestra” realidad.

No te preocupes

Los que no saben superar la preocupación, mueren jóvenes.   Carrier nos enseñó cómo superar las preocupaciones: 1. Analiza la situación fríamente, sin miedo  y determina que es lo peor que te puede pasar. 2 Acepta lo peor si es necesario y sus consecuencias. Esto te permite recuperar la calma,  3. A partir de ahí, estudia cómo puedes mejorar la situación por encima de lo peor.

La ansiedad o la preocupación destruye tu capacidad de concentración y de decisión. Con la aceptación de lo peor, la mejoría es tan grande que puedes concentrarte de nuevo y decidir con pleno uso de tus facultades.

Del mismo modo que no tienes que preocuparte para que te crezca el pelo, no tienes que preocuparte acerca de las palabras y acciones de otros. Las cosas pasan y se pueden observar pero no es preciso formarse un juicio sobre ellas. Sólo tu puedes darles entrada en tu mundo y es importante creer que todo es perfecto en él. 

Audentes Fortuna Iuvat

Desde antiguo se cree que la suerte ayuda a los audaces. La táctica del hecho consumado es muy efectiva. Si quieres encontrarte en una situación, mentalízate y actúa como si ya lo hubieras conseguido.

La única señal a la que tienes que prestar atención especial es el estado de tu confort interior a la hora de tomar decisiones. Cuanto mayor sea tu distanciamiento entre tu vida y tu deseo de conseguir algo, menos obstáculos vas a encontrar en el camino.

Avanza con Confianza

Como regla general, un acontecimiento indeseado es aquel que no cabe en el guión de vida creado por nosotros. Y al contrario, aceptamos como acierto sólo lo que corresponda a nuestras esperanzas. Ocurre que un hombre se amargue por no llegar a coger el avión que está destinado a caer. Y viceversa, deja escapar la única posibilidad por el simple hecho de que no la tenía planeada. Así que la equivocación está en juzgar como buena o mala una situación en lugar de aceptarla y seguir adelante. 

Cuanto peor piensa uno sobre el mundo que le rodea, peor se torna el mundo para él. Cuanto más atención pone uno en los fracasos, con más frecuencia le vienen otros. Es saludable creer que todo lo que te ocurre es para tu más alto bien aunque ahora no puedas entenderlo. «Según es la voz es el eco.»

Vete directo a lo más fácil, siempre a favor del viento y la corriente

En cada problema está la clave de su solución, la primera clave es moverse por el camino de menor resistencia. La gente, a veces, busca soluciones difíciles, porque considera los problemas como obstáculos y los obstáculos, como es sabido, hay que superarlos con mucho esfuerzo. Es un error. Recuerda “La navaja de Okham”: Debes cultivar la costumbre de escoger la solución más sencilla para cada problema que surja.

El triunfo de hoy es como ganar una Liga, algo pasajero. Tienes que poner toda tu concentración en buscar siempre razones para estar content@ y agradecid@ en la vida. Aquello en lo que pones tu atención, se hace mejor y más grande, incluyendo los éxitos.

Published by leondeadrian

Grateful4Life

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: